NOTÍCIES

“Persones Potencialment Perilloses” aborda en Tantarantana la realidad social

LA VANGUARDIA | REDACCIÓ

La compañía teatral Produït per H.I.I.I.T estrena el próximo 29 de agosto en el Teatre Tantarantana “Persones Potencialment Perilloses”, una obra de Roger Torns que pretende “generar un debate” a partir del paralelismo entre un conflicto familiar y la “realidad” sociopolítica” catalana.

El espectador conocerá las peripecias de Negro, un perro “potencialmente peligroso”, que ha mordido a Raquel, su dueña, una aspirante a rapera, en el momento en que su hermano Ismael vuelve a casa.

Esta acción ocasiona una serie de discusiones que descubrirán “mentiras soterradas” en una familia donde Ismael representa “la vieja escuela”, el “conservadurismo”, Raquel y su novio Carles las “nuevas perspectivas,” y Violeta, la matriarca, prefiere “mantener el ‘statu quo’” a cualquier precio para proteger a sus hijos.

La obra, protagonizada por Laura Daza, Romina Cocca, Àlex Sanz y David López pretende propiciar la reflexión de los espectadores: “Tratamos el tema de las raíces, el seno familiar, y cómo estas establecen una semejanza con un pueblo, un país, o lo que queráis entender”, ha contado Roger Torns, el autor y director.

La problemática que muestra la obra, que nace del mordisco de un perro, suscita algunas preguntas: “¿Qué significa ‘potencialmente peligroso’? ¿Un poeta que cuestiona la sociedad? ¿Un artista?”, ha manifestado la actriz Laura Daza.

“El fascismo señala al extraño para generar el miedo entre la población y así poder ofrecer seguridad”, ha continuado el director, y la actriz ha recalcado: “Somos capaces de detectar el fascismo en la televisión, pero lo evitamos cuando lo vemos en casa”.

Una de las características es la influencia de la obra dramática de Sófocles “Antígona”, que se ve reflejada en varios aspectos: en la estructura de la obra, en la presencia de un héroe, en la simbología de la tierra y de la sepultura, en la funcionalidad de la música.

Por un lado, la escenografía reproduce un espacio con césped y tierra y al correr sobre ella se remueve y crea polvo, cosa que, según Daza, da una sensación de “pertenencia”.

Por otro lado, la música, compuesta por la misma actriz y por Alex Marteen, funciona como “herramienta vinculante de la dramaturgia y no solo un acompañamiento musical melodramático”, ha explicado el director.

(Foto Marta Mas @leeentrelineas)

SUBSCRIU-TE A LA NEWSLETTER

You have Successfully Subscribed!