RATAS

RATAS

SALA BAIXOS22

RATAS

Cia Paradiso 99 | Escrit i dirigit per Begoña Moral dins del Projecte de Suport a la Creació El Cicló
Del 22 d’abril al 15 de maig de 2022

Mataries els fills del tirà? Sylvia i Otto ho van fer.

DESCRIPCIÓ DE L’ESPECTACLE

Berlín, 1919. Otto, el flautista, arriba a la ciutat després de combatre a la Primera Guerra Mundial amb un encàrrec: matar totes les rates de la ciutat. Allà coneix la Sylvia, una florista petitburgesa. Dues persones que han perdut la capacitat d’estimar es troben i connecten. Però el flautista ha de matar a les rates, i la florista n’és una.

Sylvia necessita sobreviure i aconsegueix que Otto canviï d’objectiu. I Otto no la mata a ella, no mata a les rates, Otto mata a tots els fills del poder, els porta al riu i els nens s’ofeguen. I després, se’n va.

Tres personatges a escena, tres llenguatges.

Paradiso 99 torna a fer una proposta híbrida -el text, la dansa i l’audiovisual- per explicar un conte polític, a la vegada que poètic, una reescriptura lliure del conte dels Germans Grimm, al voltant de la guerra i les seves conseqüències en les ànimes i els cossos de qui les pateixen.

Una producció del Teatre Tantarantana. RATAS forma part de El Cicló 2021-2022 (projecte de suport a la creació #fàbricadecreació).

 

NOTES D’AUTORIA I DIRECCIÓ

Ratas nace de la necesidad de continuar investigando en la escritura y el contenido sobre los conceptos de violencia/rabia y amor. Para mí son los dos ejes que definen y sobre los que rota el ser humano y explican tanto los mecanismos y respuestas individuales como los colectivos.

Si en Canción dulce y amarga se reflexionaba desde un lugar más explosivo y de lucha; en Destination moon lo hacíamos desde el colapso colectivo ecológico y el contacto individual con la idea de la muerte; en Ratas la reflexión nace a partir de la vivencia de la guerra, lo hace en la intimidad del monólogo del personaje de Sylvia, que recuerda desde la soledad del presente una decisión y una experiencia que cambiaron su vida para siempre. Y la pregunta que se hace Sylvia es “¿tendría que haber hecho algo diferente a lo que hice?”, “¿hice bien en responder con violencia a la violencia sufrida?”, “¿es el precio merecido la soledad?”. Sylvia toma una decisión que en frío nunca nadie podría tomar: matar a aquello que consideramos inocente: las semillas. Pero esta decisión tan enteramente reprobable desde nuestra moralidad en tiempos de paz, ¿es tan sencilla de desechar después de haber sido doblegado, humillado, vencido repetidamente, mutilado, abandonado sin posibilidad de respuesta?

¿Puede la violencia ejercida siempre en una misma dirección romper su ciclo? ¿Es aceptable todo para conseguir revertir esta unidireccionalidad? ¿Dónde podemos hacer daño? ¿Cómo podemos hacerle cosquillas al poder? ¿Matar a los hijos de los monstruos nos hace pagar un precio demasiado alto? ¿Extermina nuestra bondad? ¿Entonces sólo nos queda aceptar la violencia ejercida sobre nosotros tanto en situaciones cotidianas como en la situación extraordinaria, y lamentablemente tan actual, que implica la guerra?

Muchas preguntas que no sólo se vehiculan a través del texto de Sylvia sino que se transmiten también a través del cuerpo quebrado, roto y también brutal de Otto.

Y un único punto de encuentro o de salvación posible frente a esta brutalidad compartida: la capacidad de amar, que aunque mermada en ambos, debe ser rescatada, cuidada y a la que debemos insuflar vida para que no se extinga y crezca y prevalezca. Y ese atisbo de vida, con tantas capas de dolor que lo esconden, sólo puede rescatarse a través del cuerpo, del contacto de dos cuerpos reales, físicos, vivos. La capacidad de amar y la belleza. Esa es la resistencia. ¿Es esa la única resistencia posible? ¿Es suficiente?

Y el marco histórico para esta lucha entre el bien y el mal, para este cuento oscuro construido y testimoniado por el tercer personaje en escena -que es, de hecho, un trasunto de la dramaturga-, es el periodo de entreguerras. Un periodo en el que todo parecía posible, y no precisamente en el mejor sentido de la palabra, un poco como ahora… Es el Expresionismo pictórico de la Nueva Objetividad. Es Otto Dix y George Grosz. Es la belleza que emerge de lo deforme en forma de crítica política y social. Porque cualquier forma de arte debe ser eso, la construcción de una mirada crítica y bella sobre el mundo que nos rodea. Y Sylvia nos mira y nos pregunta, ¿qué hubieras hecho tú en mi lugar? Y la respuesta no es de ningún modo sencilla.

Begoña Moral

INFORMACIÓ

HORARIS

DIMECRES 20:30H
DIJOUS 20:30H
DIVENDRES 20:30H
DISSABTE 20:30H
DIUMENGE 19H

PREUS

12€ BUTACA JOVE (MENORS DE 25 ANYS)
15€ ENTRADA WEB
21€ ENTRADA GENERAL (PREU A TAQUILLA)

+DESCOMPTES

IDIOMA I DURADA

Castellà | 60 minuts

INFORMACIÓ D’INTERÈS

Recomanem comprar les entrades per internet i minimitzar la compra a taquilla. Preguntes sobre canvis i reubicacions de localitats: consulta les preguntes freqüents.

Descarrega't el programa de mà

Descarrega’t el material de premsa

FITXA ARTÍSTICA

COMPANYIA

PARADISO 99

PRODUCCIÓ

TANTARANTANA

AUTORIA I DIRECCIÓ

BEGOÑA MORAL

INTERPRETACIÓ

BLANCA GARCIA LLADÓ
ALBERT BASSAS
PAULA TEN

MOVIMENT

ALBERT BASSAS

AUDIOVISUALS

PAULA TEN

VESTUARI

HELENA TORRRES

ESPAI ESCÈNIC I IL·LUMINACIÓ

CESC COLOMINA

ESPAI SONOR

MANUEL PAJUELO

COMUNICACIÓ COMPANYIA

BLANCA GARCIA LLADÓ

PRODUCCIÓ EXECUTIVA

BERNAT PONS

TÈCNICS DE FUNCIÓ

JORDI PUIG
JOAN REY

COMUNICACIÓ I PREMSA

ANA CANDELA
ALEXANNDRA GARCÍA
CRISTINA RODA

FOTOGRAFIES

ROSER BLANCH

GALERIA

TRÀILER

#CONTINGUTEXTRA

AGRAÏMENTS

Menció especial a la Fabra i Coats: Fàbrica de Creació com a espai d’assaig.

SUBSCRIU-TE A LA NEWSLETTER

You have Successfully Subscribed!